A 1 año del fallecimiento de Eduardo Malaquina, el último caudillo

Eduardo Malaquina fue el último gran caudillo político de Salto. Hasta ahora ha sido el único en ser tres veces elegido Intendente de Salto durante los períodos 1985 – 1990, 1995 – 2000 y 2000 – 2005, fue senador suplente por un período e integrante de la delegación uruguaya ante la CTM de Salto Grande entre los años 1990 y 1994.

Malaquina fue el artífice de la transformación de Salto durante la última parte del Siglo XX y en los difíciles comienzos del presente Siglo. Participó de todas las ideas de renovación e innovación que hubo para el deporte y fue un leal adversario político para sus contrincantes.

Pero sobre todas las cosas, Malaquina unificó al Partido Colorado y trabajó arduamente para que haya unidad de acción más allá de las divergencias políticas. Fue sin dudas un símbolo del Salto moderno y por eso hace poco tiempo el actual Intendente Andrés Lima, lo honró con una calle que lleva su nombre.

Fue por sobre todas las cosas un defensor de la laicidad y de la educación pública, enviando a sus hijos a centros educativos públicos, y defendió trabajosamente la permanencia de la Universidad de la República en Salto siendo un impulsor ferviente de su actual y moderno edificio en las calles Rivera y Misiones.

El próximo sábado al cumplirse un año de su fallecimiento, la Lista 1 del Partido Colorado, la cual fundó Malaquina lo recordará con un acto en su antigua sede de la calle Joaquín Suárez casi Uruguay.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.