“Durante 45 años buscamos a este joven”: encuentran el auto de un estudiante que desapareció en 1976

Era la noche del 27 de enero de 1976. Kyle Wade Clinkscale (22) salió del Moose Club, un bar en el que trabajaba en su ciudad natal de LaGrange, Georgia, Estados Unidos. Se dirigía hacia la Universidad de Auburn, donde estudiaba, en Alabama. Nunca nadie más lo vio.

Desde ese día su búsqueda fue intensa. Para descartar todo tipo de hipótesis, los investigadores dedicaron horas y realizaron un enorme esfuerzo. Hasta dragaron lagos. Pero nunca tuvieron resultados positivos.

Un misterio ¿resuelto?
Hoy, 45 años después, el misterio de lo que le ocurrió al joven fue resuelto. Es que las autoridades locales finalmente encontraron el Ford Pinto modelo 1974 que manejaba Kyle, informó CBS.

Tras recibir un llamado en el 911 este martes por la mañana que alertaba sobre la presencia de un vehículo en un arroyo de Cusseta, Alabama, la policía procedió a sacarlo. Adentro, hallaron un bolso del estudiante, su documento de identidad y también restos humanos, indicó James Woodruff, sheriff del condado de Troup, en Georgia.

«Durante 45 años hemos buscado a este joven y hemos buscado este auto», sostuvo el oficial. «Hemos drenado lagos, y hemos mirado aquí y allá y hemos analizado esta teoría y otra teoría, y siempre llegábamos a nada», agregó.

Kyle era hijo único. Su padre murió en 2007. Su madre, a principios de este año. Y nunca perdió la esperanza de que su hijo volviese a casa algún día, contó el sheriff. Y sumó: «Siempre tuvimos la esperanza de que lo encontraríamos antes de que ella muriera. El solo hecho de que lo hayamos encontrado y el auto me da un gran suspiro de alivio».

Herb Cranford, el fiscal del condado de Troup, le dijo al medio que no iba a hacer declaraciones ya que la investigación está abierta.

En este momento se está investigando cuántos huesos hay en el vehículo y si son restos humanos.

Sin embargo, Woodruff admitió que si bien espera que se pueda determinar la causa de la muerte, también puede que nunca se sepa. Pero «el mero hecho de que, con suerte, los hayamos encontrado a él y su auto me produce un gran suspiro de alivio», expresó.

«Quiero ver qué encuentra la Oficina de Investigación de Georgia en el auto, cuántos huesos encuentran, si encuentran un cráneo», afirmó Woodruff . «¿Lo asesinaron y lo dejaron allí? ¿Se salió de la carretera y chocó allí? Eso es algo que esperamos descubrir, pero han pasado 45 años».

El auto no estaba lejos de la Interestatal 85, que va desde LaGrange hasta Auburn. Sobre su estado, las autoridades detallaron que está muy oxidado y que una de las puertas estaba abierta. Sin embargo, aún no pueden afirmar si siempre lo estuvo o si se abrió por el mal estado en el que se encuentra.

Durante la extensa investigación que llevaron a cabo las autoridades del condado de Troup, arrestaron en el año 2005 a dos personas en relación con la desaparición de Kyle.

¿Qué ocurrió con ellos? En aquel entonces, los padres del joven recibieron la llamada de un hombre que dijo haber presenciado la eliminación del cuerpo de su hijo cuando tenía 7 años. Indicó que estaba en un barril, que había sido cubierto con concreto y que lo había arrojado a un estanque, detalla CBS.

Una de esas personas no fue acusada de nada; la otra se declaró culpable de haber hecho una declaración falsa y pasó siete años y ocho meses tras las rejas.

(Clarín.com)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.