La interna de Cabildo Abierto al rojo vivo

Montevideo, Uruguay. 3 de Junio 2019. Guido Manini Ríos en un acto por su pre candidatura en Montevideo. Partido Cabildo Abierto. Foto. Dante Fernandez. / FocoUy


“Colocar” cabildantes en el Estado está “perfecto” porque impide que se “sigan colando delincuentes de izquierda”

A mediados del 2020 el líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, les pidió a sus dirigentes en una reunión virtual que revisaran sus cuentas en redes sociales y borraran todo el material que consideraran “escandaloso”. La sugerencia respondía a que días antes el capitán de navío Gastón Bianchi había sido removido del cargo de vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos después de recibir la venia del Senado pero antes de asumir, porque Búsqueda informó que en su Facebook había insultado a jerarcas del actual gobierno.

Esta semana las redes sociales trajeron nuevos problemas en la interna de Cabildo, aunque ahora porque sirvieron de plataforma para duros intercambios entre cabildantes, civiles y militares, y también con exmilitantes. Aunque el fondo de las discusiones también estuvo vinculado a la designación de cargos en el Estado, un tema que ha provocado varios dolores de cabeza al partido.

El viernes 7, Brecha publicó un mensaje de WhatsApp donde la titular del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT), Irene Moreira, pregunta a la presidenta de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea), Silvana Romero, designada en representación de Cabildo, si había podido “colocar” a algún cabildante en ese organismo. La respuesta de la jerarca fue afirmativa: colocó a María de los Ángeles Pereda —militante y esposa del diputado de CA Martín Sodano—, que ingresó como asesora.

El episodio tenía como antecedente reciente el caso del coronel retirado Enrique Montagno, quien renunció a su cargo de vocal en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), después de que Búsqueda divulgara el contenido de una grabación en la que se jacta de haber “montado una estructura gigantesca” dentro del organismo prestador de salud pública con militantes del partido que encabeza Guido Manini Ríos. Tras su salida, ASSE cesó a casi 40 funcionarios, entre ellos la dirección del Hospital Saint Bois.

Moreira promovió “colocar” a cabildantes en el Estado, según el diálogo publicado por Brecha por una captura de pantalla del celular de la ministra que fue enviada por error a un grupo de WhatsApp de cabildantes y que circuló las últimas semanas entre partidarios.

“¿Pudiste colocar algún cabildante en la Ursea??? ¿Necesitas a alguien? En Cabildo hay CV para varios perfiles”, escribió la ministra. “Sí, a Maru Pereda, la sra. de Martín Sodano. Justo lo tratamos este martes en directorio y ahora estaban consultando cómo instrumentar el ingreso”, contestó la presidenta de la Ursea, quien luego también confirmó a Brecha el intercambio con la ministra.

Consultada el lunes 10 por la prensa, Moreira se negó a hablar sobre “conversaciones personales” y derivó a la directiva de CA a contestar sobre el criterio para nombrar a militantes en reparticiones y organismos del gobierno, un asunto que provocó esta semana otros cortocircuitos a la interna del partido de Manini Ríos, particularmente entre sus partidarios civiles, escindidos y militares retirados con los que el hoy senador proyectó su pasaje a la política partidaria desde el comando del Ejército.

Silvana Romero en el acto de asunción de las autoridades de la Ursea. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

“Estuvo muy bien”
El primero en respaldar públicamente a Moreira fue el coronel retirado Antonio Romanelli. “Estuvo perfecto. Está bien colocar gente decente antes que frenteamplistas. Estuvo muy bien la Sra. Ministra. Hay que prevenir de que no se sigan colando delincuentes de izquierda en el Estado”, escribió el sábado 8 Romanelli, coordinador en temas de seguridad pública durante la campaña electoral por CA. Y agregó que “hay que ser muy nabo para no darse cuenta”.

Romanelli dio su opinión durante una discusión que mantuvo en Facebook con Julio Oliveira, un exmilitante cabildante que criticó en esa red social la actitud de la ministra y del partido. Romanelli replicó: “Triste lo suyo infiltrándose para terminar haciéndole los mandados al FA. Siga tranquilo”.

Entretanto, el domingo 9, la diputada cabildante Elsa Capillera procuró marcar perfil con su grupo Purificación, también en Facebook. “Acá no hay grados militares ni políticos de experiencia, acá hay gente trabajadora”, escribió, y recibió una reprimenda en su propia cuenta del coronel retirado Gabriel Albornoz, director de Secretaría del Ministerio de Vivienda y presidente del tribunal de disciplina de CA.

“No entiendo el comentario de que ‘acá no hay grados militares’”, dijo el exuniformado, y la interrogó: “¿Qué querés resaltar? ¿A qué teoría te querés adherir? ¿O de cuál te querés despegar?”.

Albornoz le recriminó a Capillera por su comentario, que consideró “ofensivo”. “Habemos (sic) varios militares que sin renegar de nuestra orgullosa condición trabajamos para que lograras el éxito que tuviste en octubre del 2019”.

Capillera contestó que su mensaje apuntaba a que en su grupo son “todos iguales, sin distinción”. “No Elsa, no soy tan ingenuo”, replicó Albornoz, y dijo lamentar sus “contradicciones”.

El militar retirado aclaró que él no ocupa su cargo en Vivienda gracias a Purificación. “Yo estoy allí por Cabildo y por mi amigo”, dijo, en referencia a Manini Ríos.

A todo esto, Gonzalo Ferreira Sierna, senador suplente del líder de Cabildo e hijo del caudillo nacionalista Wilson Ferreira Aldunate, salió al cruce de otro exdirigente de Purificación, Germán Dorrego, quien en esa red social tomó distancia de Capillera, señaló que la diputada se debía a su mentor, el también militar retirado Eduardo Radaelli, y cuestionó el reparto de cargos de CA.

En respuesta, Ferreira posteó: “Dorrego, sos una porquería (…). ¡Y qué despiste! Ponés los méritos tras un mostrador por encima de una carrera militar. Ponés a cualquiera y a todos los bachilleres lánguidos, snobs y bohemios por encima de un militar que dedica su vida y la arriesga, preparándose para entregarla al pie del cañón si la patria lo pide. (…) Tu (sic) eres una desgraciada piltrafa humana. Cuanto antes desaparezcas y te sumerjas en tu canaleta sucia, mejor. Lástima que seguramente no seas biodegradable”.

(Búsqueda)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.