Lima planteó suspender clases hasta junio

Al contrario de lo dispuesto por las autoridades nacionales de la Educación, de retomar las clases de manera progresiva sobre todo en los centros escolares durante el mes de mayo, el Intendente de Salto, Andrés Lima anunció en la mañana de este lunes que remitió una carta al titular del Codicen, Robert Silva, con la finalidad de poder suspender las clases durante el mes de mayo en la capital departamental y en las localidades de Villa Constitución y Pueblo Belén por los focos de coronavirus existentes en estos lugares.

Lima, basó su solicitud en el aumento de casos positivos que se han venido dando en el departamento de Salto, así como también en la cantidad de fallecimientos ocurridos durante la última semana, donde solamente el jueves 29 murieron 5 personas por la enfermedad, entre ellos, una mujer de 32 años de edad y con 16 semanas de gestación oriunda de Fray Bentos.

El jerarca comunal destacó que cuando el Codicen planteó la suspensión de clases en el mes de marzo, Salto registraba poco más de 500 casos, mientras que al día de hoy esa cantidad se multiplicó y no baja de las 1 mil personas, mientras que otras 3.000 están cumpliendo cuarentena.

Sostiene que además el departamento ostenta el penúltimo lugar del país en índice de personas vacunadas y que es el número 17 de 19 departamentos en población con segunda dosis, lo que significa según LIma que «Salto sea el departamento en donde la inmunidad de rebaño llegará más tarde que en otros puntos del país y a eso hay que tenerlo en cuenta».

Y añadió que el informe del GACH del pasado 27 de abril indica que el escenario actual es «mucho más complicado que meses anteriores, por lo cual hay que tomar en cuenta lo que ellos indican para tomar decisiones».

Por lo cual manifestó su «desacuerdo con que inicien las clases al menos en estas tres localidades, porque vamos a generar un aumento de la circulación en momentos donde precisamos restringirla para poder frenar la propagación del virus», señaló el Intendente salteño.

Andrés Lima manifestó a su vez que «en Salto al 3 de mayo actual hay unas 30.000 personas agendadas sin fecha para vacunarse por primera vez lo que recién comenzará en el mejor de los casos después del 10 de mayo algo que habla a las claras por sí solo de que en esta ciudad, que después de Montevideo es la que concentra mayor población del país con más de 110.000 personas solo en la capital departamental, la propagación del virus con gente en la calle sería algo inminente».

El intendente salteño terminó diciendo que «no hay que olvidar que en Salto circula la cepa P1 de Manaos que tiene un alto índice de contagiosidad y que es una de las razones por las cuales se disparó el virus en el departamento, por lo cual el comienzo de clases el próximo 11 y el 18 de mayo generaría un efecto mucho más adverso que el conveniente, así que esperamos que el Codicen tome en serio nuestra propuesta».

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.