Tecnología Abortada


(Colaboración del Dr. Álvaro Vero)

Escribíamos para el Manual de Salud Electrónica II «Para Directivos de Servicios y Sistemas de salud» (CEPAL /NACIONES UNIDAS) -2014-,cap.VI pág. 200 ; como conclusiones lo siguiente :La toma de decisiones es una actividad cotidiana de los seres humanos y consiste en elegir una opción en un marco de incertidumbre variable. Las decisiones en materia de salud repercuten globalmente en los usuarios, los profesionales, las instituciones y los sistemas de salud.

El registro y la explotación de estos datos deben realizarse en forma rigurosa y ordenada, lo que supone construir información por agregación a medida que se recorren los diferentes niveles de decisión de los servicios de salud, siguiendo el flujo del ciclo de gestión. En el nivel de la asistencia primaria, las TIC son esenciales para la recolección de datos a gran escala, aspecto que es básico para la construcción de un sistema de información útil, confiable, sustentable y escalable.

Cuando el registro de datos se hace cumpliendo criterios de cantidad y calidad, esta información puede aprovecharse para apoyar la toma de decisiones en los diferentes niveles, entre ellos el asistencial. De este modo se establece un proceso de realimentación que debe redundar en una mayor calidad y eficiencia del funcionamiento global del servicio de salud.


Durante los años 2008-2015 dirigí el proyecto Femisaludigital (MSP-BID) en el desarrollo de la Femi en las TicS (tecnologías de la información y las comunicaciones)que incluyó la historia clínica digital y la telemedicina,con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo,que permitió a la mutual salteña distinguirse en todo el interior por el desarrollo que ya había tenido en el tema con las versiones de software PROYECAM Y PROYECAM II ( registrado en la Biblioteca Nacional con mi autoría y quienes además participaron como técnicos del CAM ).-


El 29 de setiembre del 2014 se entregó este trabajo a la directiva integrada entre otros por el Dr.S.Benquet, no dando mayor importancia a las posibilidades del CAM en desarrollar el sistema para la atención primaria de salud,que incluía a las asistencias rurales y periféricas. Hoy ,7 años se han perdido y muy otro hubiera sido el resultado de la pandemia de tener un sistema en red de información.

Se presentó en el año 2016 nuevamente a la directiva del momento (Drs.Altuna y Benquet) la necesidad de aggiornar la metodología, inclusive con videos traídos de Madrid para atención por telemedicina, pero los objetivos eran bastante más sórdidos y espúreos.

Se desmanteló la central de cómputos de CAM con acosos inmorales logrando desarticular un núcleo que había no sólo puesto al CAM a la cabeza de los desarrollos del país sino que había trasmitido a través de sus integrantes la modalidad y la historia clínica digital a otras mutuales de Femi. (Maldonado,Lavalleja,Colonia,etc. ) que después se integraron al programa que dirigí desde Femi.

Parece que nadie es profeta en su tierra, pero la satisfacción de haber podido iniciar al CAM en esta tecnología es una muestra de desprendimiento y colaboración de un grupo de funcionarios que ya no están por voluntad de directivos (éstos y otros) más preocupados en sus intereses personales que en la capacitación y comprensión de las necesidades colectivas.

Todo se adjudicó a una “nueva política”… a los cargos “de confianza” ; hoy ya no están esos pero lo perdido se perdió. Es más,la propia Femi no encontró el camino de la mejor gestión que ofrecía el desarrollo por el cual hubo fuerte inversión, fuimos integrantes de Agesic (agencia gubernamental de informática) y promovimos también para el MSP la informática médica siendo el HRS un de los pilotos del programa.


Lo que quedó tuvo un destino “maquiavélico” de deshuace, que hoy no permite la buena gestión demográfica, epidemiológica, ni de costos. No permite el análisis y la investigación de los grupos de edades,sus enfermedades, frecuencias,utilización de recursos,complicaciones proyecciones y simulaciones ;ni en el primer nivel de atención y en la internación apenas conocimiento de los motivos de las mismas.- Un enanismo informático.-


La consultoría solicitada hace unos años atrás a PwH, así como otras elogiaron el sistema generado en Salto como la herramienta que permitiría una gestión clínica y administrativa diferente y moderna.


Hay culpables y hay responsables. –De eso no hay duda- Por supuesto que la georreferenciación hubiera sido muy útil al igual que la telemedicina en el tratamiento de la pandemia, así como de la atención no presencial, pero que sanción más que la social se les puede adjudicar ? – Si la libertad significa algo,significa el derecho de decirles algo que no quieren oír.- [documentación a la orden ]


Dr.Alvaro Vero

Especialista en Salud Pública y Administración Hospitalaria.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.