55 por ciento de los comercios redujo personal en 2021

Mientras que a la mayoría de los comercios establecidos del departamento de Salto no les afectó el cierre del paso de frontera por la represa de Salto Grande, el comercio informal sigue creciendo en ese punto del litoral.

Una encuesta que llevó adelante el Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS), y que fue presentada días pasados públicamente, muestra datos reveladores sobre el funcionamiento de la economía en este departamento, donde aumentó el desempleo y también está pronosticado el cierre de empresas.

Concomitantemente con la presentación de esta encuesta, que revela datos preocupantes en muchos sentidos y mejora las expectativas en otros casos, las autoridades de la gremial empresarial salteña destacaron que ese estudio es un termómetro necesario y una foto real de la situación actual.

Según la encuesta, que toma datos desde enero a junio de este año y que fue presentada en Salto esta semana, el 53,8 % de los comercios de plaza disminuyeron sus ventas, mientras que el 43,6% tuvo que cambiar el modelo de negocios.

Por otro lado la encuesta también revela que el 55% de los encuestados tuvo que enfrentar una disminución de su personal, lo que se ve acompañado de los primeros datos que fueron brindados por la encuesta.

A su vez, el estudio revela que al 67% no le afectó que el paso de frontera con la represa de Salto Grande estuviera cerrado durante el último año por la pandemia, esto teniendo en cuenta el crecimiento explosivo del comercio informal en ese departamento.

En este caso, no solo aumentaron la cantidad de puestos en el bagashopping de Salto, también conocido como Paseo de Compras, sino también muchos comercios domésticos sobre todo en el rubro almacenes de barrio y de gastronomía casera, que según fuentes consultadas, son cerca de 300 los comerciantes en esta situación.

A los que se les suman los más de 500 puestos en el bagashopping.

Para el presidente del Centro Comercial de Salto, Ricardo Paulino, es importante «traer a todos esos comercios a la formalidad, no hay que cerrarlos sino por el contrario, ayudarlos a ponerse en pie de igualdad con los que cumplimos con nuestras obligaciones tributarias».

El Centro Comercial de Salto nuclea actualmente a unos 600 socios y aspira a llegar a los mil, si hay un avance de la formalidad.

«El cierre de algunas empresas, que según los datos que tenemos rondaron el 7 % en lo que va del año, han generado que haya más emprendedurismo del pequeño, son aspectos positivos de esta situación», explicó Paulino.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.