Denuncian red de explotación sexual que opera en Salto con adolescentes de entre 13 y 16 años de edad

Exigen respuesta por la muerte de una joven que apareció muerta hace dos años

Una red de turismo sexual que opera con adolescentes como víctimas, fue denunciada días pasados por el colectivo feminista del departamento de Salto, denominado Asamblea Permanente 8M, en el marco de un acto realizado el pasado 3 de junio en la Plaza Treinta y Tres de esa ciudad.

Allí, las activistas identificaron localidades salteñas en las que según dijeron, se llevan a cabo este tipo de situaciones, en las que jóvenes y adolescentes son sometidas a la explotación sexual, acusándolos de actuar con total impunidad.

“Las denuncias de diversa índole siguen aumentando, las temáticas son variadas pero siempre referidas a situaciones de violencia basada en género hacia mujeres, niñas y niños, predominando entre estas el abuso sexual, acoso sexual, violencia física, psicológica, etc. La mayor parte de las denuncias ya habían pasado por la vía institucional y legal, no siendo atendidas como creemos que deberían haber sido”, dijeron en una proclama leída con la cara cubierta y portando el retrato de mujeres víctimas de femicidio, entre ellas, el de una adolescente salteña, Nazarena Porto, encontrada muerta el 31 de diciembre de 2017, ahogada en un arroyo, cerca de Villa Constitución, 35 kilómetros al norte de la ciudad de Salto, presuntamente víctima de esa red de la explotación que denunciaron las integrantes del colectivo feminista salteño, ya que su caso aún no fue aclarado.

“Denunciamos al Estado como responsable, cómplice y proxeneta ya que Uruguay adopta medidas regulacionistas con respecto a la prostitución, entendiendo a la misma como uno de los sistemas que legitima la violencia sobre las mujeres, de opresión, íntimamente vinculado al sistema de trata con fines de explotación sexual. Puntualmente en la ciudad de Salto, a través de la investigación que venimos realizando junto a Leticia Da Costa Leites, (madre de la adolescente fallecida) por el feminicidio aún sin justicia de Nazarena Porto”, proclamaron.

Y denunciaron que justamente “a dos año de este femicidio, hemos detectado el funcionamiento de redes de trata a nivel regional cuyas víctimas son niñas y adolescentes, de entre 13 a 16 años, destinadas a ser explotadas sexualmente en la ruta de turismo sexual que integra Termas del Daymán, Termas de Arapey, la ciudad de Salto, Villa Constitución, Pueblo Belén, Bella Unión y Colonia 18 de Julio. Esto es una realidad y nos preocupa la inexistencia de investigaciones por parte de la justicia, la falta de intervención por parte de equipos técnicos institucionales, la connivencia policial con estos delitos, y sobre todo por parte de la sociedad, una naturalización de la desaparición de niñas y adolescentes ya que ha cambiado la modalidad, desapareciendo las mismas durante 3 o 4 días, regresando luego a sus hogares y así sucesivamente”.

Sobre este asunto, según pudo saber laguardia.uy, el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, dijo públicamente que la Policía no tiene conocimiento oficial de la existencia de una red de turismo sexual tal como fue denunciado por el colectivo feminista, pero el jerarca adujo que no descartan investigar el asidero de esta importante denuncia pública. La misma respuesta fue dada por fuentes de la Fiscalía de Salto, que fueron consultadas al respecto.

Por otro lado, el crimen de Nazarena Porto, quien fue vista por última vez en un cibercafé de la ciudad y apareció al día siguiente sin vida a 35 kilómetros de la ciudad, sigue sin ser aclarado.

Sobre el caso de Nazarena Porto, el colectivo feminista denunció que “hay nulas respuestas de la justicia a pesar de haber presentado pruebas y una denuncia concreta por explotación sexual, nada se ha avanzado en la investigación desde fiscalía hasta ahora”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.