Entregaron cerca de 160 mil firmas más de las necesarias para que haya Reférendum contra 135 artículos de la LUC

“Habrá referéndum”. Con dos palabras, la dirigente de la Federación Uruguaya de Estudiantes Universitarios Amira Fagúndez puso fin a las horas de incertidumbre que precedieron a la conferencia de prensa que brindó la Comisión Prorreferéndum contra la Ley de Urgente Consideración (LUC) este jueves para anunciar la cantidad de firmas alcanzadas para interponer el recurso de referéndum contra 135 artículos de la norma. El clima que reinaba entre los que se acercaron al PIT-CNT era de expectativa más que de nerviosismo, dado que en la noche del miércoles ya se contaba con más de 700.000 adhesiones.

Luego de la conferencia en la sede de la central sindical, una caravana de autos partió hacia Ciudad Vieja. La cuadra de la Corte Electoral se abarrotó de personas que esperaban, expectantes, la entrega de las firmas. El número alcanzado a las 5.00 creció: se presentaron más de 797.261 rubricas contra la LUC, superando por casi 100.000 la meta fijada por la Comisión Prorreferéndum.

“La lucha siempre pagó”

La conferencia estaba pautada para 12.30, pero poco antes del mediodía ya había pequeños grupos y personas solas fuera de la sede de la central sindical, con chalecos y banderas con la insignia de la campaña. Algunos aprovechaban la poca concurrencia hasta el momento para prescindir del tapabocas y tomar mate. La calle Jackson estaba cortada desde Charrúa hasta Guaná y la cuadra estaba silenciosa, más allá de los murmullos de las conversaciones y los saludos entre quienes iban llegando. Desde las ventanas de los edificios cercanos comenzaron a asomar curiosos y mensajes de apoyo. Un cartel colgado de un balcón rezaba “¡Gracias, militantes!”; lo acompañaba una bandera de Uruguay.

En la esquina de Jackson y Guaná, además de un grupito de policías que custodiaban el tránsito e informaban de los desvíos, vendedores ofrecían banderas y pañuelos con la insignia “No a la LUC”, banderas de Uruguay y del Frente Amplio y vuvuzelas. Fiel al estilo uruguayo, una mesa de recolección de firmas seguía recibiendo visitas de último momento, y cada tanto llegaba algún militante más a entregar su pila de papeletas firmadas, lo cual era celebrado con aplausos y vítores.

“La campaña cumplió las expectativas ampliamente, y esto es un triunfo del militante de a pie; del que puso el puestito, del que fue a la barriada”, afirmó antes de entrar a la sede sindical el secretario general de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua, Gustavo González, en diálogo con la diaria. El dirigente dijo que el resultado obtenido -aunque hasta ese momento no se conocía la cifra, pero sí que se había superado el mínimo- es “una nueva hazaña del pueblo uruguayo, que sacó lo mejor de su reserva moral”. “Muchos al inicio de esta campaña daban muy poco por ella, e incluso trataron de denostarla, pero ahora el pueblo decidió y va a decidir en las urnas”, reflexionó.

Dentro de la sede, a pocos minutos de comenzar la conferencia, el clima ya era de festejo, aunque las miradas y la atención de todos estaban puestas en el estrado, a la espera de la confirmación de lo que ya sabían pero aún no se animaban a celebrar. Fagúndez hizo uso de la palabra primero, visiblemente emocionada, y recordó que exactamente 48 años atrás fue asesinado el estudiante de secundaria Walter Medina por una pintada en la que pedía “consulta popular”. Luego pronunció las palabras que todos estaban esperando: “Queremos decir bien fuerte y bien claro que habrá referéndum”.

Pero faltaba saber el número, y su sucesor en la oratoria, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, alargó la espera con un discurso que duró varios minutos antes de dar a conocer la cifra oficial: 763.443 firmas hasta las cinco de la mañana del jueves. En sus palabras, Pereira enfatizó el trabajo de los “militantes de a pie” y les pidió que “disfruten, sientan la felicidad de la tarea cumplida, de haber logrado el objetivo: rían y lloren, disfruten, la lucha siempre pagó”. Invitó a todo el que quisiera sumarse a la comisión de cara al “segundo tiempo de esta batalla” y afirmó que “si esto sigue así, en poco tiempo 135 artículos de la LUC ya no estarán en el ordenamiento jurídico nacional y será un logro del pueblo uruguayo”.

Mientras tanto en Salto se vivió el tema con gran apatía. Si bien el PIT CNT y el Frente Amplio festejaron juntos en la Plaza Artigas, tal como ocurrió en todo el país, ya que la izquierda fue la gran promotora de impulsar este mecanismo para derribar una cuarta parte de la Ley de Urgente Consideración, la situación pasó desapercibida y el pueblo salteño en su conjunto no aportó entusiasmo ni demasiado interés a este hecho político, que marca un jalón en el período del gobierno actual.

Días pasados el Intendente de Salto, Andrés Lima, oficializó que encabezará la campaña para que haya Referéndum primero, y para que se discuta la ley después, sin embargo, hasta ahora no hubo un gran entusiasmo. Con todo, los promotores de la campaña prorreferéndum anunciaron que harán una caravana en Salto para celebrar la instancia.

(En base a ladiaria y Redacción de laguardia)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.