FEDERACIÓN DE FUNCIONARIOS DE LA SALUD PÚBLICA LE EXIGE A LAS AUTORIDADES QUE NO APLIQUEN DESCUENTOS EN LOS CASOS DE CERTIFICACIONES ANTE AISLAMIENTOS POR COVID

  • Martin Pereira, presidente del FFSP, explicó que desde que llegó la pandemia a Uruguay, funcionarios de la salud han tenido que certificarse tres o cuatro veces “descontándose una parte muy importante de su salario”.

La Federación de Funcionarios de la Salud Pública (FFSP) solicitó al Ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, al secretario de la presidencia, Álvaro Delgado y al presidente de ASSE Leonardo Cipriani, la suspensión “de forma inmediata” del descuento aplicado a los funcionarios de la salud mientras cumplen aislamiento preventivo a la espera del resultado del test de coronavirus o ante el aislamiento obligatorio en los casos que se confirma la presencia del virus.

“Frente a estos hechos, los compañeros y compañeras deben certificarse, descontándose una parte muy importante de su salario mientras aguardan los resultados y/o inician los tratamientos correspondientes. En ASSE contamos con contratos privados Comisión de Apoyo, Empresas Tercerizadas y Patronato del Psicópata”, expresó Martín Pereira, presidente de la FFSP.

Según explicó Pereira, en muchos casos, los funcionarios que están más expuestos a la enfermedad —equipo de salud en las puertas de emergencias, CTI, Intermedio y el resto del Equipo de Salud— han debido certificarse 2 o 3 veces desde que llegó la pandemia al país. “Nos parece por demás injusto que al trabajador más comprometido en esta pelea con el virus se lo castigue por la tarea de cuidarnos”, expresó el presidente de la FFSP.

Por esa razón, la Federación de Funcionarios de Salud Pública le exige, tanto a las máximas autoridades de salud y como al Ejecutivo que los trabajadores de la salud tengan un tratamiento especial en cuanto a la ejecución de los descuentos por enfermedad (certificaciones).

“Debemos cuidar al que cuida, el eslabón fundamental del sistema de salud. Son sus recursos humanos los que desde inicios de marzo del pasado año estamos dejando todo en la cancha para poder brindar una atención de primera para nuestros usuarios”, dijo Pereira y agregó que un “descontrolado aumento” de los casos positivos al virus Covid-19 y la pérdida de aproximadamente un 20% del hilo epidemiológico de los casos “hace que la tarea que llevamos adelante los trabajadores de salud nos exponga constantemente al riesgo de estar en contacto con pacientes positivo o posibles positivos, lo que desencadena una serie de “brotes” en los distintos centros de salud”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.