Hubo un alto nivel de acatamiento en venta y uso de pirotecnia hasta 110 decibeles

Días previos a la navidad, el equipo de Inspectoría Departamental de la Intendencia de Salto recorrió la ciudad fiscalizando el debido cumplimiento de la normativa que limita la venta y uso de pirotecnia sonora hasta los 110 decibeles. Comercios y puestos callejeros debieron tramitar una autorización previa.

El encargado del área, Alberto Clames, destacó el alto nivel de acatamiento a la normativa, lo que resultó evidente sobre la medianoche del 25 donde fue perceptible la baja cantidad de pirotecnia utilizada en comparación con años anteriores, así como el nivel de estruendo registrado. Esto fue posible, en parte, gracias a los importadores que distribuyeron únicamente los elementos pirotécnicos autorizados por las autoridades departamentales, a los comerciantes por adherir a la campaña y promover el uso de pirotecnia no sonora y a la población que, año a año, adquiere mayor conciencia sobre los problemas que genera la utilización de la pirotecnia, especialmente en personas con TEA y animales de compañía.

Las fiscalizaciones continuarán de forma ininterrumpida durante las próximas semanas, recordando que la Intendencia confiscará todo el material que incumpla con lo establecido en el decreto, al tiempo que aplicará multas y sanciones a quienes comercialicen pirotecnia que supere los 110 decibeles. La venta y el uso de pirotecnia sonora está prohibida en todo el departamento.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.