La Revuelta Subversiva y la Cultura de la Violación

El Movimiento Revuelta Subversiva realizó este viernes una manifestación en Salto plegándose a las movilizaciones del mismo tenor, llevadas a cabo en distintos puntos del país, con el fin de repudiar el aberrante episodio en el que una joven fue violada por un grupo de sujetos en una zona de Montevideo, los que finalmente fueron identificados.

La situación generó estupor en la sociedad en función de las características del caso y la respuesta por parte de los movimientos feministas no se hizo esperar. Este viernes por la tarde el grupo salteño llevó adelante una manifestación pública en la Plaza 33 y terminaron frente a la Jefatura de Policía.

La proclama a la que accedió Laguardia señala: «¿Hasta cuándo vamos a tener que explicarles qué es la cultura de la violación? Cultura de la violación es que vayas a explotar a una mujer o a una menor en situación de prostitución, a la Plaza de Deportes, con el consentimiento tácito del Ministerio del Interior, del INAU y de todas las instituciones que deberían combatir esta dolorosa realidad».

«Cultura de la violación es que varones salgan de un baile, se levantes a una gurisa y se la lleven para violarla, porque se creen que tienen el derecho y encima justifican su accionar diciendo que la víctima se lo merece y sumado a una tribuna que defiende abusadores, porque claro, «son gente de bien».

«Cultura de la violación hay arraigada en nuestros hogares, cuando un padre, abuelo, tío, pariente, abusa sexualmente de un niño, niña o adolescente y después con suerte, cumplen penas ridículas comparadas con el daño que causaron. Cultura de la violación es que vas a realizar la denuncia después te gradan sexualmente y la propia Policía te intimida, te desacredita o simplemente termina siendo tan violenta como la situación que vas a denunciar».

«Esto va a cambiar si de una vez por todas dejamos de ser la otredad en función de complacer los deseos incontrolables de los varones. Esto va a cambiar, el día en que dejemos de poner énfasis en que las nenas, señoritas, mujeres deban vcuidar sus modales y los varones sepan que violar está mal».

«Justicia es que no pase porque el daño es incalculable». «Justicia es que no pase porque insólitamente se nos ocurre vivir nuestra sexualidad plena y libremente. Justicia es que no pase, cuando dejemos de ser cómplices de los bares, pubs, que funcionan como verdaderos prostíbulos en nuestra ciudad y todas y todos conocemos».

«Justicia es que no pase, cuando los profesores dejen de abusar, acosar y dejen de ser amparados por sus pares y por las instituciones. ¡Todos conocemos los nombres!».

«Ya sabemos lo que hicieron, hacen, ahora Justicia es que no pase porque no vamos a dejar de exponerlos, por autocuidado para que todas sepan, y para tener un poco de Justicia Social, ya que la del Estado sigue siendo lenta, rancia y cómplice en algunos casos».

«Justicia Es Que No Pase y se va a caer la Cultura de la Violación cuando nuestro Estado Uruguayo deje de ser un Estado Proxeneta».

La Revuelta Subversiva

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.