La vacuna y el negocio

La vacuna contra el Covid 19 no significa absolutamente nada. Nadie se va a salvar por ser inoculado ya que la misma puede llegar a tener efectos que inmunicen a la gente por un período de 8 meses a 1 año, o de lo contrario efectos secundarios que pueden causar hasta la muerte.

Cómo sea, la compra de vacunas es un gran enjuague entre los gobiernos y la industria farmacéutica de la que hoy conocemos hasta el nombre. Y ojo que no me refiero a que el gobierno uruguayo esté entrando en un negocio oscuro por una cuestión espuria, sino que la marea lo arrastra a tener que conseguir un producto farmacéutico porque se ha generado una epidemia de gripe, que han transformado a través de intereses ecómicos y de poder a nivel global en pandemia y que nadie sabe su origen ni cómo se comporta, lo que suena mas raro todavía.

Seguramente sea un virus de laboratorio pergeñado por grandes intereses mundiales para eliminar a los más débiles de la población mundial y lograr el control de la misma, cómo los obesos, los que tienen patologías crónicas, los que consumen sustancias tóxicas, etc. O capaz eso sea una locura, pero como es tan raro, sospechoso y hasta inverosímil lo que vivimos a diario con esta enfermedad catalogada de «pandemia», que nos ha hecho glorificar hasta el más anónimo de los científicos, y saber cómo se pronuncia una multinacional farmacéutica, que ahora pasan a ser los buenos de la película porque nos quieren vacunar a todos. Pero todo sigue siendo muy raro. Y sospechoso.

Encima el presidente Lacalle Pou anunció que posponía por unas horas sus sagradas vacaciones de fin de semana en su casa personal de La Serena, a pocas cuadras de La Paloma, porque tenía que anunciar como un trofeo que cerró el negocio que la europea Pfizer y la china, cuando no los chinos metidos en todo, Sinovac, que nos metieron miles de vacunas.

No sé, por ahora yo sigo de tapabocas y uso alcohol en gel, no vaya a ser que la vacuna solo me deje más gripe que el propio coronavirus. Pero cada uno que elija.

Hugo Lemos

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.