PIT CNT denuncia actitud patoteril de un hombre en campaña contra la LUC

(Foto de Romina Espinosa, Presidente de la Mesa Departamental del PIT CNT de Salto)

El pasado sábado, en la capital de Salto, todo transcurría con total normalidad. Y mientras mucha gente se arrimaba a un puesto de recolección de firmas para derogar 135 artículos de la LUC, los diálogos se sucedían entre comentarios del clima, los precios «que no paran de subir», los problemas recientes sobre el servicio de Internet de Antel «que antes no pasaban» y asuntos del estilo entre vecinos y vecinas. En determinado momento, una mujer se acercó al puesto y pidió para firmar la papeleta para habilitar el recurso de referéndum contra 135 artículos de la LUC. Cuando ya casi había terminado de completar sus datos personales en la papeleta, fue agredida violentamente por su esposo. S

Según el testimonio de quienes estaban en dicha mesa de recolección de firmas, el esposo de la ciudadana firmante «la sacó a empujones, a los gritos, rápidamente le arrebató la papeleta y la rompió diciendo que ella no iba a firmar nada porque él no se lo iba a permitir». Siempre de acuerdo al testimonio, el sujeto de manera violenta habría asegurado en relación a su decisión de firmar: «Eso no se lo voy a permitir a mi mujer», remarcando su anacrónica visión del sentido de propiedad y cosificación de la mujer.

Romina Espinosa, funcionaria municipal y militante de ADEOM Salto, explicó al Portal del PIT-CNT que en ese momento el puesto de recolección de firmas estaba atendido por cuatro mujeres que también se sintieron amenazadas por el sujeto que, luego de romper la papeleta y agredir a su esposa, la llevó con suma violencia a empujones hasta el auto y luego se retiró del lugar.

“La denuncia ya fue radicada ante las autoridades policiales correspondientes pero te queda un dolor muy profundo por comprobar que hay una visión machista y retrógrada que va a costar cambiar. Cuando una conoce este tipo de casos lo primero que reflexiona es cuánto nos falta aún por avanzar como sociedad para erradicar estos vínculos donde las mujeres están sometidas por la violencia y las relaciones de poder que pretende sojuzgarlas. Es terrible. Por más que hay sectores o espacios de la sociedad donde han cambiado las cosas, hay otros, más conservadores, más retrógrados, de determinados sectores de la sociedad, que siguen aferrados a esa forma de ejercer su poder. Y lamentablemente, acá en el interior eso sucede más de lo que una se imagina”.

Romina está convencida que es imprescindible romper los micromachismos persistentes en la sociedad. “No puede ser que una compañera te diga que no puede participar de una reunión sindical porque tiene que estar en su casa «atendiendo» a su marido o haciendo las tareas de la casa porque son su obligación. Es mucho lo que tenemos que cambiar. Nos falta muchísimo cambiar, las mujeres tenemos que entender que somos sujeto de derecho y que nadie nos tiene que venir a decir ni cómo vestirnos, ni qué causa social respaldamos o lo que sea si vamos a una asamblea sindical a defender nuestros derechos laborales”.

Romina Espinosa nació en Almagro (Buenos Aires, Argentina) y llegó a Salto con apenas dos años cuando su papá fue trasladado a un nuevo puesto de trabajo en la represa Salto Grande. Creció y respiró aire con aroma a citrus desde que tiene memoria. Es madre de Mateo (17) y Ana Lucía (15) y junto a Luis, su esposo que es Policía, hablan de estos temas en charlas familiares porque quieren que sus hijos sean libres, respetuosos y sean parte del cambio cultural que promueva relaciones «sanas y basadas en el respeto».

«Las firmas están»
Romina está convencida que las firmas para derogar 135 artículos «están», pero hay que ir a buscarlas. “No es fácil, nada es fácil, hay que trabajar junto a organizaciones sociales, políticas y las cooperativas. Como hablábamos recién, acá nada es fácil, pero vamos a llegar. Tendremos que hacer un mapeo para ver cuáles son los puntos estratégicos a los que tenemos que llegar. Hasta ahora, ya hemos colocado mesas en ferias, en la rambla costanera, en distintos lugares posibles. Pero ahora viene el tiempo de comenzar a salir a otros barrios, a más casas, a pueblos y a explicar los motivos por los que entendemos necesario firmar para habilitar el referéndum”.

(Publicación del PIT CNT)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.