Angustiante carta del hermano de Charly Ferreira a 15 años de su muerte

Hoy hace quince años de la muerte de Cahrly Ferreira, muchos jóvenes que hoy tienen 15 años no tienen porqué saber la triste historia que vivió nuestra familia, creemos importante contarles para que no pase nunca más.

Nosotros seguimos esperando respuestas de la policía y de la justicia. Decimos de la policía porque hasta ahora todo nos hace pensar que hay responsabilidad de la institución policial, no lo decimos nosotros, lo decía el Dr. Héctor Di Giacomo Fiscal letrado del Ministerio del Interior.


Hace quince años se destruyó nuestra familia, ya no fue lo mismo, recuerdo lo que me contó mi primo cuando llegó al lugar donde estaba mi hermano muerto le dijo a la policía “ustedes lo mataron” y lo quisieron detener, salió llorando atravesando cuanta chacra había, con bronca, rabia y con ese dolor que es el mío. Solo pido que se descubra qué pasó y solo ahí podremos sentir un poco de alivio.


El relato es sencillo, la policía lo retira del baile de (Club) Tropezón, esposado, arriba de la camioneta (policial) y unas horas más tarde aparece en la ruta muerto.

Hace quince años se investiga y todavía (no hay) ningún responsable. El procedimiento policial fue el correcto? Cómo se realizan los procedimientos?


Hay un testigo que nunca fue citado por la policía ni por la justicia, que relata cómo lo retiraron e incluso que golpearon a mi hermano esa noche donde había mucha gente, pero hasta ahora nadie se animó ahablar, le pedimos que nos ayuden a aclarar la muerte de mi hermano para que nadie, nadie, tenga que vivir lo que nos ha tocado a nosotros.


Mis padres ya están viejos y deseo que no se vayan sin saber la verdad, también queremos que mi hermano pueda descansar en paz.

Quiero agradecer a todos los valientes periodistas de Salto que siempre tuvieron presente la muerte de Charly Ferreira y en estos quince años siempre se comunican con mi padre.


En nombre de mi familia le decimos: hace quince años a Charly Ferreira lo detuvo la policía y dos horas más tarde, apareció muerto. Queremos Justicia.


John Barreto

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.