Clima hostil para una zona sin playas

La ola de calor que afecta también a Salto ha provocado un disparo del consumo de bebidas frías y helados. Según informaron a Laguardia algunos comerciantes del centro y de la Zona Este, en las últimas horas mucha gente llega buscando consumir alguna bebida que calme el efecto de las altas temperaturas.

Es la única manera de mantenerse hidratados y generar un estímulo para el cuerpo ante tanto calor que puede llegar a descompensar a varias personas. 

Según afirmaron desde el Inumet (Instituto Uruguayo de Meteorología), la ola de calor afectará esta zona del país hasta el martes 26 en principio y luego podría haber precipitaciones copiosas, aunque tampoco abundantes ni prolongadas y eso provocaría un descenso de temperatura, pero según las autoridades estarían dentro de lo esperable para estos meses de verano. 

Salto es un lugar muy particular en el verano, ya que no cuenta con playas que ayuden a calmar las altas temperaturas que se registran habitualmente en la ciudad, y más allá de la costa del río Uruguay que oficia de alivio en estos tiempos, y alguna playa del Lago de Salto Grande, así como el río Daymán, la ausencia de brisas y la constante inhabilitación de las playas por distintos motivos, en este caso, la pandemia, hacen que la población no encuentre solaz para esta época que castiga y mucho al poblador local. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.