CONSTRUYENDO LA HUERTA Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Mientras construimos nuestra huerta, es importante tener en cuenta dos palabras que son muy significativas, tanto para nosotros como para gobiernos y países. La seguridad alimentaria, no es menor que en cualquier momento del año podamos obtener de nuestra huerta alimento a bajo costo y de muy buena calidad libre de elementos tóxicos para nuestra salud.

A largo plazo saber que cuidamos el medio ambiente y logramos sucentabilidad que no solo nos garantizará buenos productos al momento, sino con las practicas adecuadas mejorará la calidad de nuestros alimentos y nuestro entorno.

Este es un tema tan importante que genera la preocupación de muchos países en el mundo, proporcionar alimentos sanos de buena calidad y a buen precio, conociendo su inocuidad, es un tema cada vez más importante para el mundo.

Por lo cual con esto y mayor con esfuerzo y animo continuemos con nuestra huerta.

  • PREPARACION DE SUELO

Construcción de la cama alta: la cama alta es una porción de terreno de 1,20 mt de ancho por el largo que nos permita nuestro predio, donde la tierra es removida hasta una profundidad de 60 cm, logrando así que quede suelta y levantada sobre el nivel que tenía originalmente.

Conviene construir la cama alta en una orientación Norte-Sur y en lugares soleados y bien drenados (no elegir lugares que se hayan rellenado con escombros o piedras). También es conveniente que esté cerca de una fuente de agua de buena calidad. En síntesis, esto es lo que nosotros llamamos popularmente “Los canteros” donde después se realizará la siembra de los cultivos.

ALGUNAS VENTAJAS DE ESTE SISTEMA SON:

1-Aumenta la producción.

2-Se economiza el uso de agua (ya que el suelo con abundante materia orgánica retiene más el agua y, al estar protegido, la evaporación es menor). Permite plantar mayor variedad de plantas con mayor cercanía entre sí y el cantero se puede construir en superficies reducidas.

3-Con un manejo adecuado, el suelo va mejorando sus propiedades químicas y Físicas.

La cama durará varios años y deberá hacerse nuevamente cuando el suelo esté apretado. 

Los materiales necesarios para la construcción son:

Herramientas (una pala ancha, una pala de dientes, un rastrillo); 4 estacas y piola; materia orgánica (restos vegetales, hojas secas, aserrín, estiércol animal o restos de cocina de frutas y verduras) compost o humus, que en el artículo anterior explicamos su elaboración.

LOS 8 FACILES PASOS

  1. Clavar las estacas en cada una de las esquinas del lugar elegido para realizar la cama alta, y unirlas con una piola formando un rectángulo.
  2. Limpiar la superficie, sacando piedras, vidrios y basura. También sacar pastos y malezas y apilarlos en un rincón.
  3. Marcar las camas altas, zonas de 1mt de ancho y el largo disponible separados por caminos de 50cm.
  4. Sacar tierra hasta una profundidad de 15 a 30 cm. Debe sacarse la tierra de la cama y dejarla separada.
  5. Remover el fondo con una pala de dientes y rellenar con materia orgánica: hojas, palos, abono, basura orgánica.
  6. Colocar la tierra que se sacó de otra cama alta sin dar vuelta los terrenos, continuando de esta forma hasta el final de la superficie marcada (en la última cama alta se coloca la tierra que se sacó de la primera)
  7. El cantero debe quedar más alto en el medio que en los bordes y se realiza una canalera rodeando la cama alta para que corra el agua.
  8. Se puede cubrir con materiales que protejan al suelo del sol y la lluvia (pasto, paja, aserrín).

Tenemos que tener en cuenta con el tipo de suelos que estamos trabajando si su suelo es muy arenoso fácilmente los canteros comenzaran a reducir su altura, de ahí la importancia de agregarle materia orgánica o como ya enseñamos nuestro compost.

No es menor y es importante dejar buenos caminos esto nos permitirá trabajar cómodamente en nuestras primeras experiencias con huertas tenemos que priorizar la calidad de nuestros canteros y caminos y muchas veces dejar de lado la cantidad.

Tomarnos el tiempo para sacar las malezas de raíz será un tiempo ganado para el futuro ya que éstas son una gran competencia para nuestras plantas.

El afinado de los primeros centímetros de nuestros canteros es fundamental ya que los primeros 15 a 20 cm se concentran la gran mayoría delas raíces y en las primeras etapas las raíces más delicadas.

LOS CULTIVOS

Para ir generando una idea de cuál será su elección de cultivos a plantar, le proporcionaremos alguna información de clasificación según su nombre, tipo, o parte que se consume.

Las hortalizas se pueden clasificar según: el órgano de la plata que se consume, su nomenclatura botánica, el ciclo de la especie, la forma de propagación y requerimientos térmicos.

  1. Según el órgano que se consume:

Parte subterránea:

-Raíces: zanahoria, boniato, remolacha

-Tallos: papa

-Hojas: cebolla, puerro

-yemas: ajo

      Parte aérea:

-Hojas: repollos, lechuga, acelga.

-Flores: coliflor, brócoli, alcaucil.

-Frutos inmaduros: zapallito, ají, morrón, pepino, chaucha.

-Frutos maduros: zapallo, melón, sandía, tomate, berenjena, morrón.

-Semillas: porotos, lentejas, garbanzo.

  1. Según el ciclo de la especie pueden ser anuales, bianuales o perennes.
  2. Según la forma de propagación se clasifican en: asexual (propagación vegetativa) y sexual (por semilla).
  3. Según los requerimientos térmicos haremos mención a los rangos de temperatura en los que el cultivo se desarrolla adecuadamente y a la resistencia a las heladas que tienen los distintos cultivos.

En ésta tercera entrega de nuestros artículos para que juntos podamos elaborar nuestra huerta, seguimos sumando información no solo practica sino también información teórica, para poder ir conociendo las diferentes facetas de ésta actividad tan linda.

Sin dejar de recordar que lo más importante es realizarlo con alegría, aprovechando nuestro tiempo libre y poder conectarnos con la naturaleza.

LUIS ALBERTO GARCIA

Técnico Agropecuario-Hortifrutícola

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.