Elecciones tensan a la coalición mientras el Frente Amplio busca mantenerse para “volver”


(Portada del Jueves 24 de Setiembre del Semanario Búsqueda)

Cinco meses después de la fecha originalmente prevista y en medio de una pandemia, este domingo 27 se celebran las elecciones municipales que cerrarán finalmente un ciclo electoral de más de un año. De los 19 departamentos, según las encuestas de opinión pública, solo cuatro presentan de antemano un desenlace incierto. Sin embargo, la jornada y el resultado definitivo de las votaciones prometen dejar varias respuestas más para el escenario político.

En el Frente Amplio la elección en Montevideo definirá equilibrios internos entre sus sectores y en el interior tiene por delante el desafío de mantener las intendencias de Rocha, Salto, Paysandú y Río Negro, luego de la “ola adversa” que significó la derrota en los comicios nacionales. Para la coalición multicolor la jornada del domingo será una prueba de solidez, ya que sus partidos compiten entre sí en muchos departamentos y la campaña, en algunos casos, tensó los vínculos.

Para Cabildo Abierto, la gran sorpresa de las elecciones nacionales de 2019, es una oportunidad de consolidarse, aunque los politólogos y las consultoras prevén que tendrá una votación menor.

Las distintas encuestadoras dieron a conocer el miércoles 23 sus últimas proyecciones. En Montevideo, los sondeos indican que el Frente Amplio mantendrá el gobierno de la capital. Equipos le atribuye el 54% de la intención de voto, Cifra el 53% y Radar 50%. A la candidata única de la coalición multicolor, Laura Raffo —que se presenta bajo el lema del Partido Independiente—, la ubican entre el 40% y el 39%.

La principal interrogante es cuál de los tres candidatos del Frente Amplio gobernará Montevideo. La duda no se despeja en las encuestas de Equipos y Radar, que vuelven a mostrar a Carolina Cosse como la favorita, pero todavía cerca de Álvaro Villar con 19%. Cifra, en cambio, marca una diferencia consolidada entre ambos de 24% a 16%. En los tres casos, Daniel Martínez aparece en el tercer escalón con entre el 12% y el 14%. En una entrevista con Búsqueda, Villar asegura que con un triunfo holgado en la capital el domingo, la coalición de izquierdas “comienza a volver” al gobierno nacional.

Las encuestas también marcan que, pese a correr con pocas posibilidades, Raffo será la candidata más votada individualmente.

Coalición tensa
La cercanía de las elecciones generó tensión entre blancos y colorados, dos socios de la coalición gobernante, en departamentos del interior. Uno de los problemas se dio en Rivera, donde el Partido Colorado es claro favorito para retener la intendencia y tiene como centro el brote de Covid-19 en la capital del departamento.

La primera línea del gobierno se trasladó esta semana a ese departamento con el objetivo de frenar el brote. El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, junto con el ministro de Defensa, Javier García, el director general de Salud, Miguel Asqueta, y el presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, viajaron al departamento fronterizo y advirtieron a la población para que no “afloje” los controles sobre la epidemia.

Desde filas nacionalistas, en los comandos de sus candidatos departamentales, se apunta a que una caravana que impulsó la lista colorada 2000 el domingo 6 fue “la responsable” del brote surgido en la Intendencia de Rivera, que hasta ahora derivó en la detección de 30 casos. La mayoría de los contagiados es militante del sector, dijeron a Búsqueda dirigentes blancos.

El principal líder colorado del departamento, el exintendente y senador Tabaré Viera, se mostró molesto con esto. “Qué poco cuidan a los socios de la coalición”, dijo. Aseguró que en la intendencia no hay 30 funcionarios contagiados sino 13 y que pertenecen a un mismo piso. Explicó que el brote se dio debido a que una de las personas fue a una fiesta a Santana do Livramento.

Viera dijo que hay una “campaña” para atacar a los colorados con un tema “sensible” y aseguró que de los estudios realizados por Salud Pública surge que “no hay ningún brote por la caravana”.

El otro problema se dio con la campaña en Salto. Allí el Partido Colorado aparece tercero en intención de voto, según las encuestas, mientras se da una competencia pareja entre el Frente Amplio y el Partido Nacional. De todas formas, los colorados tienen confianza en que pueden dar pelea por la intendencia y están molestos con la forma en que el gobierno nacional se metió en la campaña departamental.

El miércoles 23, el diputado colorado Omar Estévez criticó en Radio Arapey la presencia de integrantes del gobierno nacional apoyando al candidato blanco Carlos Albisu. “Vienen con autos oficiales a hacer política a Salto, a través de los cargos políticos que puso el presidente”, afirmó. Sostuvo que están apareciendo “regalitos del cielo” como “cargos políticos” y otras acciones.

“Vos no podés andar con una camioneta del Ministerio de Desarrollo Social y un cartel de la 404 (del sector de Lacalle Pou) entregando la canasta. Eso es corrupción. Eso es mal uso de los dineros públicos”, acusó, y aseguró que no quiere seguir siendo parte de la coalición de gobierno porque no está dispuesto a avalar “ninguna corrupción en el país”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.