Funcionaria de Farmacia del Hospital denuncia que usuarios «venden remedios por Facebook»

Luego que Laguardia informara sobre el caso de Josefina Núñez, la madre de Nicolás que tiene 5 años de edad y que necesita determinada medicación para su desarrollo humano, pero que tuvo que denunciar presuntas conductas de «maltrato» que según dijo recibió de las funcionarias del sector Farmacia del Hospital de Salto, las que se negaron a entregarle el mismo pese a contar con una receta firmada por la pediatra de su hijo, el hecho causó impacto a nivel de la opinión pública.

Pero sobre todo, el hecho se constituyó en noticia porque intervinieron en esta historia desde el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, que leyó un descargo realizado por Josefina en la red social twitter y del presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, que la llamó personalmente para tratar de resolver el tema.

Aunque allí no termina todo. En la mañana de este lunes, una funcionaria que se identificó con nombre y apellido y dijo trabajar en el sector Farmacia del Hospital, se comunicó con Laguardia para manifestar su desagrado con la información publicada.

Si bien reconoció que ella «no estaba» ni el día ni en el momento en el que se produjo el dislate entre Josefina y las trabajadoras de esa sección del nosocomio, sostuvo que «ellas no pueden dar determinados medicamentos por más que el usuario cuente con una receta firmada por un profesional, ya que hay directivas de la Dirección del Hospital para la entrega de este tipo de remedios».

Tras una serie de acusaciones a nuestro medio por la publicación realizada y a la reclamante, formuló una denuncia pública, señalando que «hay personas que les damos medicación y se la llevan para la casa para venderlas por Facebook, eso es lo que tienen que investigar ustedes (por los medios de prensa) y no informar esto (el dislate que tuvo esta usuaria en particular con las funcionarias)».

Destacó que los funcionarios de la Farmacia «sabemos que hay gente, que sabemos quiénes son, que van a pedir los medicamentos para después venderlos a través de (la red social) Facebook».

E insistió esta funcionaria en su queja a Laguardia, que la entrega de medicamentos está sujeto a lo que establezca «la (funcionaria) Química de la Farmacia y a las órdenes que recibimos de la Dirección. Pero la gente se la agarra siempre con nosotros».

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.