Madre denunció que en Hospital Salto «no quisieron» darle medicación para su hijo de 5 años, la llamó hasta el presidente de ASSE

Nicolás tiene 5 años de edad, le diagnosticaron TEL (trastorno del lenguaje) y además necesita un medicamento específico para su normal desarrollo humano.

Su mamá, Josefina Núñez, encabeza un grupo de padres de niños con distintas discapacidades que han sido discriminados en diferentes ámbitos y desde entonces, ha ganado notoriedad con sus reclamos ante las autoridades buscando soluciones para los pequeños.

Ella, ha peleado para conseguir soluciones a su situación, aunque las respuestas que recibe no genera condiciones favorables a corto plazo, salvo cuando golpea las puertas al más alto nivel.

En todo este tiempo ha logrado hablar con el presidente de ASSE, Leonardo Cipriani o con el titular de ANEP, Robert Silva, para encontrar una salida a las situaciones que le han tocado vivir tanto a Nico como al resto de los chicos que están en esa misma situación.

Y hasta está en contacto con el mismísimo presidente de la República Luis Lacalle Pou, empero esa situación le generó algunas desventajas sobre todo con el Mides local, donde le hicieron saber que no importaba ese vínculo a la hora de buscar una solución a sus problemas.

Pero en los últimos días vivió una situación muy particular. Tras una gestión realizada por motus propio ante la Presidencia de la República, consiguió un medicamento que tanto necesitaba su hijo de 5 años de edad.

Por eso fue a ver a la médico pediatra en el Hospital, la cual firmó la receta para levantar la medicación conseguida en el sector Farmacia de ese centro asistencial público, y allí ocurrió un hecho que terminó ameritando la intervención de las autoridades.

Algo que la propia Josefina contó en su perfil de la red social twitter:

«Lamentable situación hoy en farmacia de Hospital Salto. Funcionarias desobedeciendo órdenes, maltratando a una médica, haciendo oídos sordos a un directivo del Hospital, negándose a atenderme. Y esto no es culpa del Estado, esto es gente mala, atrevida, sin empatía, en un puesto equivocado», escribió.

Y siguió: «Uno lo cuenta y no le creen…
Menos mal que está vez no solo yo (usuaria) lo viví, sino dos médicos también y el resto de las personas presentes. Fui por orden de ASSE de Montevideo a levantar medicación de mi hijo y las muchachas de la farmacia no quisieron acatar la orden», denunció.

«Se enojan con el Estado y se agarran con el usuario. Y en este caso también se llevan los médicos por delante, para ellas una orden no existe… pues ahí dentro mandan ellas», añadió en su denuncia pública, agregando un enlace dirigido al presidente Lacalle Pou y al presidente de ASSE, Leonardo Cipriani.

Tras ver negado el medicamento solicitó a la pediatra que le había firmado la receta, que hiciera el
reclamo ante la Farmacia. Aunque la médico recibió una negativa por las funcionarias de ese sector y tras mantener una discusión con las mismas les hizo saber que iban a ser denunciadas.

Josefina siguió con el reclamo y por sugerencia de la profesional llegó al integrante del equipo de Dirección del Hospital, Carlos Rattin, quien gestionó la entrega del medicamento que su hijo necesitaba, no sin antes recibir una denuncia contra las funcionarias por negarse a darlo ellas mismas como establecía la receta.

El sábado por la noche y tras haber hecho sus descargos en twitter, Josefina recibió la llamada del presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, quien había sido alertado por el propio Lacalle Pou sobre el tuit de ella donde denunciaba el encontronazo con las trabajadoras del Hospital de Salto.

En definitiva, Nico tiene hoy su medicación porque su madre denunció la conducta de las funcionarias y debió apelar a la cadena de mando. Al menos así lo cuenta y aduce que encima tiene testigos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.