Polémica en Salto por regreso a clases ante aumento de muertes por Covid


El regreso a la presencialidad en el sistema educativo en el departamento de Salto ha generado puntos de vista diferentes, malestares y acusaciones de todo tipo en las redes sociales entre los dirigentes políticos.


Luego que el Intendente local, Andrés Lima, solicitara formalmente al Codicen que se postergara por 30 días más durante el mes de junio, en el departamento litoraleño, el inicio de las clases, teniendo en cuenta el aumento exponencial de casos de coronavirus y sobre todo de fallecimientos por esta causa, lo cual ameritó que se esté ampliando el cementerio salteño destinado a personas que fallecen por Covid, el titular de la ANEP, Robert Silva dio luz verde para el comienzo de clases.

Esto fue criticado por Lima que dijo en redes sociales que era más importante esperar el reintegro a las aulas para evitar más muertes, ya que entiende que el aumento de la movilidad traerá aparejado una complicación mayor sobre este asunto. Solo en salto en la última semana, fallecieron 44 personas por esta causa, y hay casi 2 mil personas cursando la enfermedad y otras 4 mil que deberían estar haciendo cuarentena.  

Pero las voces que defienden al gobierno nacional en el departamento no se hicieron esperar y el senador colorado, Germán Coutinho, expresó su apoyo al gobierno por empezar las clases en Salto y calificó a Lima de «soberbio» pidiéndole que «gobierne salto y que deje que las autoridades de la educación hagan su trabajo». 

Aunque no todos están de acuerdo. Desde la Asociación Magisterial de Salto, la presidente e integrante de la federación Uruguaya de Magisterio, Elena Galeano, dijo que «no están dadas las condiciones para volver a una presencialidad segura, ya que en muchas escuelas del departamento tanto urbanas como rurales, hay un importante número de trabajadores que están cursando la enfermedad o en cuarentena». 

La titular del gremio de maestros de Salto señaló además que «como a los niños no los hisopan puede haber niños que debían estar cursando cuarentena y sin embargo están yendo a clases, o pueden ser contagiados por docentes o funcionarios que sean positivos». 

Galeano expresó que «el viernes pasado había 11 escuelas con personal afectado por el coronavirus, el lunes pueden ser 5, y así sucesivamente pueden ser más, pero estamos en esa situación. Y hay docentes que pueden verse afectados hoy o mañana y están yendo a trabajar con todo lo que eso implica. No discutimos la importancia de la presencialidad, sino que entendemos que debe haber una presencialidad segura, que es lo que reclamamos porque hoy no están dadas las condiciones para eso».         

No obstante, algunos padres manifestaron puntos de vista divergentes. «Yo no estoy de acuerdo con el comienzo de clases, no creo que sea el momento, sino que debería haberse evitado el inicio de clases ante la cantidad de casos y sobre todo de muertes que hay. Pero al saber que hay clases lo tengo que traer porque él quiere venir», señaló Andrea, de 32 años, que es comerciante y madre de un niño de 6 años de edad.

Por otra parte, Rodrigo, que es profesional universitario, tiene 38 años y es padre de un pequeño de 7, que está haciendo el segundo año escolar en esa institución, señaló que «creo que es positivo que vengan a clases, porque la enseñanza por plataforma no se compara con la presencial y además ellos necesitan estar con sus pares, precisan salir de la casa y sentir esa linda responsabilidad de tener que venir. Mi hijo está contento y yo también, nos cuidamos con el protocolo y listo». 

En Salto alrededor de 12 mil niños debieron comenzar las clases aunque señalaron que no todos concurrirán a clases por la realidad que se vive en ese departamento.   

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.