Régimen de Ortega y Murillo en Nicaragua detiene políticos y periodistas por ser opositores

Cinco miembros de la familia del Mártir de las Libertades Públicas, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal y la expresidenta nicaragüense Violeta Barrios han sufrido consecuencias directas del régimen de Daniel Ortega

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en los últimos dos meses arremetió contra los descendientes de la familia Chamorro Cardenal en Nicaragua, reconocida por el legado del Mártir de las Libertades Públicas, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, asesinado el 10 de enero de 1978 y su viuda, la expresidenta nicaragüense Violeta Barrios, quien garantizó el retorno de la democracia en 1990. Hasta este 17 de agosto, hay cuatro parientes detenidos y uno que se vio obligado a exiliarse por la persecución de la que era objeto.

Los detenidos son: Cristiana Chamorro Barrios, Juan Sebastián Chamorro García, Pedro Joaquín Chamorro Barrios y Juan Lorenzo Holmann Chamorro. Mientras, Carlos Fernando Chamorro Barrios vive su segundo exilio en Costa Rica.

Oficialmente, 11 días después, el 1 de junio (un día antes de su arresto), el Ministerio Público la acusó por los supuestos delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica en concurso real con el delito de lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense, en referencia a la labor de la FVBCH.

Antes de ser arrestada, Chamorro Barrios compareció una vez ante el Migob y dos ocasiones ante la Fiscalía. Hasta este 17 de agosto cumple 76 días de arresto domiciliar.

Juan Sebastián Chamorro
Seis días después del arresto de Chamorro Barrios, Juan Sebastián Chamorro García —aspirante presidencial por el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL)—, fue arrestado en horas de la noche del 8 de junio en su vivienda, el mismo día que recibió una citatoria por parte del Ministerio Público para que compareciera el 9 de junio a sus instalaciones para una «entrevista».

Chamorro García es primo de los hijos del Mártir de las Libertades Públicas, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal y la expresidenta nicaragüense, Violeta Barrios. Él —según informó la Policía horas después de su arresto— está siendo investigado, de conformidad con el artículo 1 de la Ley No. 1055, Ley de Defensa de los Derechos del pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, supuestamente «por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización».

Le puede interesar: Régimen deja 90 días tras las rejas del Chipote a Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro

El 10 de junio, el Ministerio Público informó que a Chamorro García se le realizó una audiencia a puerta cerrada en la que se solicitó a las autoridades judiciales la ampliación de detención por 90 días, mientras se realizan las investigaciones. A la fecha, el aspirante presidencial lleva 70 días de estar detenido en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) en Managua, conocida como el nuevo Chipote.

Posterior, el 25 de junio, la Policía, durante altas horas de la noche detuvo a Pedro Joaquín Chamorro Barrios, hijo mayor del Mártir de las Libertades Públicas de Nicaragua Pedro Joaquín Chamorro Cardenal y de la expresidenta de Nicaragua Violeta Barrios de Chamorro, cuando se encontraba en su vivienda ubicada en el condominio Palma Real, en Managua, con su esposa Martha Lucía Urcuyo.

Chamorro Barrios es exdiputado, columnista y vocal de la Junta Directiva de LA PRENSA. También es hermano de Cristiana, Carlos Fernando y primo de Juan Sebastián y Juan Lorenzo. Cuando los oficiales de la Policía llegaron a arrestarlo él y su esposa se encontraban en pijamas y en su cuarto viendo televisión.

«Entraron muy violentos, sin embargo yo reaccioné, les dije: ‘Por favor, cálmense, en esta casa no hay violencia, esta es una casa de Dios donde hay amor y paz’. Creo que eso ayudó a que ellos se tranquilizaran un poco, luego nos sentaron, Pedro en una silla y yo en otra, pasaron directo a nuestra habitación y se llevaron ambos celulares, el mío y el de él. En ese momento se quisieron llevar a Pedro», relató Urcuyo.

«Nicaragua está llena de gente valiente»

Tras su detención, la Policía informó que Chamorro Barrios también está siendo investigado supuestamente por «realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación» bajo la Ley 1055, y de la misma, el Ministerio Público informó que se le dictó 90 días de prisión. Hasta este 17 de agosto cumple 53 días.

Juan Lorenzo Holmann Chamorro es hijo de Ana María Chamorro de Holmann, copropietaria del Diario LA PRENSA y primo de Cristiana, Juan Sebastián, Pedro Joaquín y Carlos Fernando. Actualmente Holmann Chamorro es el representante legal y secretario de la Junta Directiva de LA PRENSA, el periódico con 95 años de presencia en Nicaragua y cuyas instalaciones fueron tomadas el viernes 13 de agosto desde el mediodía por oficiales de la Policía orteguista.

Juan Lorenzo Holmann Chamorro, secretario de la Junta Directiva de LA PRENSA.
Miembros de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), funcionarios de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), Procuraduría General de la República (PGR) y Ministerio Público retuvieron en las instalaciones del Diario a Holmann desde las 12:20 del mediodía del viernes, y fue hasta las 3:20 de la madrugada del sábado 14 de agosto que lo trasladaron en su propio vehículo a la DAJ, para supuestamente «firmar unos documentos».

Seis horas más tarde, la Policía confirmó que arrestó a Holmann Chamorro, quien según el comunicado «está siendo investigado, por los delitos de defraudación aduanera, lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense». Holmann Chamorro cumple 4 días bajo prisión, de los 90 días que el Ministerio Público le impuso este 16 de agosto.

Carlos Fernando Chamorro Barrios es periodista y director de Confidencial y los programas Esta Noche y Esta Semana. Es hermano de Cristiana y Pedro Joaquín. Él junto con su esposa Desirée Elizondo anunciaron el 22 de junio que habían abandonado el país para resguardar su libertad. «Hacer periodismo y reportar la verdad no es un delito. Seguiré haciendo periodismo, en libertad, desde fuera de Nicaragua», dijo en ese momento.

Un día antes, el 21 de junio, durante la noche el periodista denunció a través de su cuenta de Twitter que la Policía estaba allanando su casa ubicada en Intermezzo del Bosque en Managua. Y ocho días después, Chamorro Barrios oficializó su segundo exilio en la vecina nación de Costa Rica, en menos de dos años. En enero de 2019 Chamorro tuvo que salir de Nicaragua y regresó 11 meses después.

El pasado 20 de mayo, oficiales de la Policía irrumpieron en las oficinas del medio de comunicación Confidencial, ubicadas en el edificio Invercasa. El allanamiento duró tres horas y según el director del medio, los oficiales se llevaron todo.

En diciembre del 2018, la Policía también allanó las instalaciones de los medios de comunicación Confidencial y Esta Semana, ubicados en Planes de Altamira, donde el pasado 23 de febrero el Ministerio de Salud (Minsa) inauguró la casa materna Camila López, en el Distrito Uno de Managua.

(LA PRENSA, NICARAGUA)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.