Termas a pleno durante el fin de semana largo

El turismo termal comenzó a tener un movimiento muy importante, como el que no se veía desde hace mucho tiempo. Los operadores privados del sector son optimistas cada vez que hay un fin de semana largo, porque cuentan con un importante nivel de reservas que los ayuda a recuperar paulatinamente, todo lo que habían perdido en los últimos tiempos.

Salto ha bajado a niveles casi nulos los casos de coronavirus y además los centros termales, cuyas aguas han venido siendo monitoreadas por un grupo especial de la Universidad de la República, nunca presentaron un caso positivo de Covid generado por contactos en el interior de estos lugares, desde que comenzó la pandemia.

Esta situación, sumado a la reparación, refacción y reorganización de los parques termales, han dado sus frutos y mejorado el atractivo turístico tanto en los parques públicos como en el sector privado, con el fin de captar más visitantes principalmente desde el sur del país.

Uno de los parques que reabrió sus puertas en los últimos tiempos fue Acuamanía, que se trata del primer parque de aguas termales de Sudamérica y que debió cerrar sus puertas cuando desde el Gobierno se anunció que se cancelaban todas las actividades para la Semana de Turismo.

«Fueron momentos duros, pero esta reapertura es mucho más alentadora porque nos dio tiempo para mejorar el lugar, para empezar con más ganas y tenemos una perspectiva para los próximos meses que es muy alentadora», destacó la gerente de Acuamanía, Andrea Dos Santos.

Señaló que el movimiento que tiene el sector turístico termal es «alentador» y destacó que el mismo «garantiza no solo diversión y entretenimiento, sino turismo salud porque nunca hubo casos de coronavirus registrados en centros termales, lo cual es un indicador que nos alienta y nos da tranquilidad, la misma que le transmitimos a nuestros visitantes».

Por otro lado, el gerente de la Posa del Siglo XIX, José Luis Bertolotto, declaró que «el nivel de ocupaciones que se han venido dando en los hoteles de Daymán ha sido positivo y bueno para todo el sector, porque si nosotros trabajamos también lo hace el sector gastronómicos y los comercios, así que nos venimos recuperando con fuerza, estamos contentos y esto nos impone un desafío mayor que es cuidar aún más el destino».

Bertolotto aclaró que los centros termales «siempre tuvieron el máximo cuidado en todos los protocolos y eso es importante destacarlo, porque queremos que la gente que nos visita se sienta segura. Tenemos que apostar a ser mejores cada día con el servicio que brindamos, y sabemos que la gente está respondiendo porque los niveles de ocupación superan el 80 por ciento durante los fines de semana largo».

Para este fin de semana largo, los niveles de ocupación hotelera en la zona de Daymán superaban el 90%, informaron.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.