El presunto femicida de Tamara tenía familia y vivía en las postrimerías del Burton

El presunto femicida del crimen de Tamara Borges, la mujer de 24 años de edad que había desaparecido el jueves 28 de abril y cuyo cuerpo apareciera el lunes 2 de mayo en horas de la mañana, en aguas del arroyo San Antonio, en el by pass entre la represa de Salto Grande y la Ruta 3, de iniciales P.F. de 29 años de edad, se domiciliaba en las postrimerías del barrio Burton y tenía familia. También se supo que trabajó para una empresa constructora del departamento pero en una obra en Tacuarembó.

Según pudo saber laguardia, el hombre tenía un hijo pequeño, estaba en pareja y la misma se encontraba estudiando como lo hace habitualmente en horas de la tardecita en el centro educativo al que concurre. Pero según lo que establece la investigación que pudo llevar adelante el fiscal de 1° turno, Augusto Martinicorena, luego de haberla dejado en ese lugar, el sujeto se desplazó hasta el lugar donde se encontraba Tamara y pudo hacer que la misma se subiera a su vehículo.

Pero minutos después, sobrevino lo peor y la mujer fue ahorcada, muriendo por asfixia. Tras esto, el autor del horrendo crimen, la arrojó a las aguas del arroyo San Antonio, que está sobre el by pass. La situación causó angustia, impotencia y asombro entre los familiares y amigos del sujeto en cuestión, que hasta ahora no entienden cómo el individuo llevó a cabo tal crimen, consignaron a laguardia fuentes cercanas a los familiares del sujeto imputado.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.