Por ahora, aprobado

El presidente Luis Lacalle Pou goza de una muy buena luna de miel con la gente. Al menos por ahora antes de que entre en vigencia el presupuesto nacional, el cual tendrá, cómo en todos los casos, una parte de recortes al que denominan reorganización del gasto público.

Su visita a Salto dejó en claro que hay un idilio con aires de rockstar que aún la población mantiene con quién le llaman Luis, ni siquiera presidente, cómo antes ocurrió con «Tabaré» o con «Pepe».

Pero el aditivo de Luis, es que su juventud respecto de sus antecesores, genera una relación de conocimiento más cercana con sus seguidores y con el público en general

Fue eso lo que dejó su visita a Salto y que se reflejó en cada saludo, abrazo o selfie, que dio el mandatario a propios y extraños, porque la «barra» estaba presente y también juega en estos casos.

Lacalle Pou generó sentimientos positivos pese a no traer excelentes noticias, pero las inauguraciones que realizó y la entrega de la ambulancia en la lejana localidad de Cuchilla de Guaviyu, le hicieron salvar el examen, al menos por ahora.

Hugo Lemos

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.