Reabrió Acuamanía y Daymán potenció la oferta turística

Con expectativas positivas con respecto a la temporada que finaliza y a los meses venideros previos al final del año, los operadores termales del litoral sienten que comenzaron a resurgir luego de haber pasado cerrados durante muchos meses el año pasado por la pandemia o sin siquiera figurar dentro de las opciones del turismo del país en momentos complejos de la emergencia sanitaria durante el presente año.

Por eso, uno de los lugares que debió cerrar sus puertas a finales del mes de marzo, cuando recrudecía la pandemia por el coronavirus en nuestro país, Acuamanía, el primer parque de aguas termales del continente, reabrió sus puertas en la semana de vacaciones de primavera.

Aunque quitarle el candado a la puerta de entrada y hacer funcionar las piscinas, así como los conocidos toboganes de hasta 20 metros altura y empezar a recibir visitantes fue algo «muy lindo, positivo y que nos estimula para mejorar cada vez más, las ofertas de este destino tan importante para el corredor termal», dijo a El País, Andrea Do Santos, gerente de Acuamanía.

En pleno proceso de reapertura, Do Santos explicó que las expectativas son «muchas, teniendo en cuenta que el nivel de contagios ha disminuido y eso ayuda a que la gente sepa que además en nuestros centros termales no se han registrado ningún tipo de contagios, ya que además las aguas termales vienen siendo monitoreadas por la Universidad de la República».

Acuamanía abrió las puertas y es un estímulo a la diversidad de ofertas que ofrece el turismo termal de Salto.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.