¿Por qué la LUC?


La LUC es una idea que tomó forma a lo largo de la última campaña electoral, como respuesta a la ola de reclamos populares como la seguridad, la educación, el abuso del Estado en materia de impuestos y de medidas que imponía restricciones a la libertad individual de los uruguayos.


Las reformas impulsadas están vigentes desde julio de 2020 y han demostrado resultados muy positivos, dando soluciones a muchas de las problemáticas existentes. Por otra parte, ninguno de los males que auguraban los impulsores del referéndum sucedieron.


La LUC es la “oreja” que recogió el sentir popular durante la campaña electoral y luego el “compromiso” que asumió la Coalición de Gobierno a la hora de gobernar con todos los partidos.


La LUC es, en síntesis, la respuesta a la necesidad de realizar cambios urgentes y de sentido común, reclamados durante años por gran parte de la población.


Ninguna ley fue tan transparente. En un acto inédito, la LUC se hizo pública antes de presentarse al Parlamento para que toda la ciudadanía tuviese acceso libre a la información. Fue discutida en ambas Cámaras del Parlamento y aprobada por amplio margen.


¿Por qué es una buena ley? Porque a partir del 9 de julio de 2020 (hace más de un año), se aplica sin ninguna consecuencia negativa y con decenas de cambios que favorecieron a toda la sociedad. Comprende 476 artículos, de los cuales solamente 135 están siendo cuestionados por el PIT CNT y el Frente Amplio.


La LUC fue un factor determinante para que se valore el rol de la Policía Nacional y se respalde su accionar, con un contundente cambio en la impunidad de los delincuentes. Ahora la Policía tiene derecho a solicitar documentos en la calle, si un agente es insultado o golpeado el agresor irá a la justicia. A los violadores, los asesinos y los narcotraficantes ya no se les pueden reducir las penas. Y cuando un menor de edad comete un asesinato, una violación o cualquier falta gravísima que dañe la vida de otras personas, sus antecedentes no se borrarán al cumplir la mayoría de edad.


La LUC habilitó a que personas que no tengan acceso a la vivienda por falta de garantías accedan a ella, con el Estado como fiador responsable (esto no sustituye la ley vigente, es un complemento que atiende a miles de ciudadanos sin recursos).


La LUC permitió que la educación se aggiorne y se agilice con políticas de descentralización, que otorgan autonomía a los directores de los centros educativos. Se simplificó la estructura de decisión en los órganos de conducción y se limitó el poder de los sindicatos de la educación en la toma de decisiones.


La LUC hizo que los sindicatos no impidan que los trabajadores puedan ingresar a su lugar de trabajo, en caso que deseen hacerlo. De acuerdo a los derechos de la OIT se declara ilegal la ocupación de las empresas y los piquetes que no permitan ingresar a trabajadores y propietarios. Se defiende el derecho de huelga y el derecho al trabajo, ambas cosas a la vez.


La LUC logró que ahora las personas no estén más obligadas a recibir sus haberes exclusivamente mediante uso de transferencias bancarias. Ahora todos los trabajadores tienen derecho a elegir cómo recibir su salario y facilitar a las personas con dificultades para el manejo de pago electrónico y acceso a cajeros automáticos.
La LUC implementó el sistema de portabilidad numérica para que ya no sea necesario cambiar de número de teléfono celular cuando alguien elige cambiar de compañía telefónica.

El propietario del número de teléfono pasa a ser el usuario y no la compañía telefónica. Así de simple. Por ejemplo, alguien que utiliza el teléfono como medio de trabajo, muchas veces queda ligado a una compañía por el perjuicio que causa el cambio del número.


La LUC implementó un nuevo régimen que acelera los tiempos de adopción que llegan a durar hasta 4 años, por un período máximo de 18 meses. Este proceso corresponde a la gestión administrativa del INAU y a la valoración de las familias que manifiestan su voluntad de adoptar.

Este cambio repercute directamente sobre las oportunidades que se le presentan a estos niños, mejorando sustancialmente su vínculo afectivo y su futuro, al tiempo que evita duros procesos a familias dispuestas a dar todo lo necesario para brindar a estos niños un lugar de amor y de oportunidades.


En fin. Estos son solamente algunos ejemplos del por qué el próximo 27 de marzo debemos acompañar al actual gobierno y a los cambios significativos que han venido produciéndose en base a las inquietudes de los ciudadanos.
Para no para el cambio y continuar apostando al porvenir, este domingo, con convicción, votemos NO.

Dr. Adrián Báez
CIUDADANOS
PARTIDO COLORADO

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.